soldado2“La historia del Soldado”

Martes 26 de marzo de 2019
9:00 h

Sala Fundación Caja Segovia
(C. Carmen, 2)

Entrada libre  hasta completar el aforo

El martes 26 de marzo, a partir de las 9:00 h, en la Sala Fundación Caja Segovia tendrá lugar la  función de teatro de la obra “La historia del soldado” representada por alumnos del colegio “Fray Juan de la Cruz” de Segovia bajo la dirección de José María García Portela y Enrique Salgado.

La actividad se enmarca dentro del convenio suscrito entre Bankia y la Fundación Caja Segovia para la celebración de eventos en este espacio.

Obra de Ígor Stravinski compuesta en 1917 a partir de un texto de su amigo Charles Ferdinand Ramuz para tres actores (el soldado, el diablo y la princesa) y siete instrumentos (violín, contrabajo, fagot, corneta, trombón, clarinete y percusión).

El argumento, de inspiración faustiana, está basado en un cuento popular ruso. Narra la historia de un soldado, José, que de regreso a casa, se encuentra con el diablo que le engaña para que le cambie su violín (que representa su alma) a cambio de un libro que tiene la virtud de predecir el futuro. El joven se queda, a instancias del diablo, tres días con él para enseñarle a tocar el instrumento, pero cuando regresa a su pueblo ve desolado que realmente lo que han pasado son tres años y que ya nadie se acuerda de él, ni siquiera su madre ni su novia que se ha casado con otro.

Triste y abatido se retira y amasa una gran fortuna merced a los poderes del libro. Sin embargo el soldado descubre que el dinero no le hace feliz, así que sale en busca del diablo al que le ofrece jugarse su fortuna contra el violín en una partida de cartas. El diablo gana una vez más, y en su alegría desmedida, José aprovecha para robarle el violín. Ha oído que la hija del rey está enferma y que éste la casará con quien la cure. José lo logra por medio de su violín y se casa con ella. Sin embargo no podrán salir del reino ya que si así lo hacen el diablo se llevará a José al infierno.

Más tarde el diablo aprovechando que han traspasado los límites del reino -ya que la princesa solicita a José que le muestre su vieja casa- lo atrapa y se lo lleva al infierno.

 

Esta obra pertenece al período estético primitivo o ruso. Se puede ver reflejado por la aparición del folclore ruso, pero tiene un toque de neoclasicismo, dentro de la vida de Ígor Stravinsky, pues la orquesta aparenta ser más de cámara, que la orquesta que utilizó originalmente para sus tres primeras grandes obras, El pájaro de fuego; Petruska; y por último La consagración de la primavera.