Apolo serpiente pitonEl Legado Prieto
“Las Estampas del Grabador del Rey”

23 de noviembre-3 de marzo 2019

Torreón de Lozoya
Plaza de San Martín, 5 – Segovia

 

Información de interés

Título de la exposición: “EL LEGADO PRIETO. LAS ESTAMPAS DEL GRABADOR DEL REY”
Lugar: Torreón de Lozoya. Salas del Palacio (Pl. de San Martín, nº 5. Segovia)
Fechas: del 23 de noviembre de 2018 al 3 de marzo de 2019
Horario: de martes a viernes, de 18:00 a 21:00 horas. Sábados y festivos: de 12:00 a 14:00 y de 18:00 a 21:00 horas. Lunes cerrado.
Organiza: Museo Casa de la Moneda
Colabora: Fundación Caja Segovia
Comisariado: José María Pérez García
Coordinación: Penélope García Rodríguez
Diseño y montaje:Flisx
Contenido: La muestra reúne casi un centenar de piezas –monedas, libros, medallas y grabados-, procedentes del legado de Tomás Francisco Prieto (1716-1782), el más importante grabador español de moneda y medalla de todos los tiempos. Germen del actual Museo Casa de la Moneda de Madrid, este legado cuenta con una magnífica colección de estampas antiguas, cuya temática se orienta hacia la Mitología, la Roma Eterna, la Historia Sagrada, personajes y lugares, que constituyen un extraordinario perfil de los intereses de un artista académico del siglo XVIII, y no de un artista cualquiera, puesto que hablamos del Grabador del Rey.

El próximo viernes, 23 de noviembre de 2018, a las 18:30 horas, en la Sala de Tapices del Torreón de Lozoya, tendrá lugar el acto de inauguración de la exposición “El Legado Prieto. Las estampas del grabador del Rey”, muestra organizada por el Museo Casa de la Moneda de Madrid en colaboración con la Fundación Caja Segovia.

Prieto_2El acto inaugural contará con la presencia del Presidente-Director General de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre-Real Casa de la Moneda, D. Jaime Sánchez Revenga, del Presidente de la Fundación Caja Segovia, D. Francisco Javier Reguera García, del Director del Museo Casa de la Moneda, D. Rafael Feria y Pérez, y del Comisario de la muestra, D. José María Pérez García.

El Museo Casa de la Moneda de Madrid es conocido universalmente por custodiar una de las colecciones numismáticas españolas más importantes y por contar con la exposición más grande del mundo en su género. Sin embargo, el origen del Museo no es tan conocido: el legado del que fue el primer Grabador General de Monedas y Medallas, Tomás Francisco Prieto.

A lo largo de su vida, Prieto acumuló una extraordinaria colección artística, integrada por monedas antiguas, medallas, libros, estampas, esculturas, etc., obras que utilizó en la formación de sus discípulos y que, a su muerte, fue adquirida por el Rey para continuar con su cometido didáctico.

De esta manera, el “Legado Prieto” pasó a ser la primera colección de la Casa de la Moneda. Las casi un centenar de piedras que integran la exposición proceden íntegramente de este legado, constituyendo un extraordinario perfil de los intereses de un artista académico del siglo XVIII.

TOMÁS FRANCISCO PRIETO

Tomás Francisco Prieto (1716 – 1782) ha sido el grabador de moneda y medalla más importante de la historia de España. Tallador de la Casa de Moneda de Madrid desde 1748, en 1761 se convirtió en el primer Grabador General de Moneda y Medalla. Fue, asimismo, académico fundador de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y catedrático de grabado en hueco. Ejerció igualmente su labor docente en la Casa de Moneda de Madrid, donde en 1771 creó la escuela de grabadores que aún persiste; en ella se formaron los artistas que posteriormente habrían de ejercer su oficio en las Casas de Moneda de España e Indias. También compete a su figura el haber sido iniciador de la medallística neoclásica española.

Carlos III_Real de a Ocho

Sus obras más exquisitas son, sin duda, las medallas que grabó para Carlos III; sin embargo, el trabajo que le dio fama mundial fue la renovación de la moneda española en 1772, al incorporar en ellas el icónico retrato del Rey con el que pasaría a la historia. Presentes en la muestra estarán medallas por él confeccionadas, como las que se dedicaron al establecimiento de colonias en Sierra Monera, a la defensa del Morro de la Habana, a la boda del Futuro Carlos IV con María Luisa de Borbón-Parma o al establecimiento de la Sociedad Económica de Sevilla. Asimismo, estarán presentes las principales monedas de oro, plata y cobre correspondientes al reinado de Carlos III.

Pero el Tomás Francisco Prieto que también conoceremos en la exposición, será el del artista formado en el dibujo, el grabado y el modelado, de refinado gusto por la medallística italiana y francesa, así como el del coleccionista, aglutinador y difusor, de una excepcional colección artística que adquirirá con la finalidad de instruir a sus alumnos, tanto en la Historia del Arte clasicista como en las tendencias plásticas del momento, gracias al mecenazgo del Rey Carlos III. Las fuentes de inspiración de su propia obra beben del grabado antiguo, de la heroicidad de la historia romana, rescatada por la visión francesa de los hermanos Dassier, y de la vertiente más italianizante de la dinastía de los grabadores de los Hamerani en Roma. Estudiando estas obras, nuestro artista pudo afianzar su genio, al tiempo que continuaba formándose en la lectura de Winckelmann y de los grandes clásicos que acabará atesorando en su propia biblioteca. Por todo ello, este legado es una valiosa muestra del saber ilustrado y academicista del siglo XVIII español.

 

LAS ESTAMPAS

El Legado Prieto contenía 616 estampas de estudio, grabadas a buril y aguafuerte, que reproducían las obras de arte más señaladas en su tiempo, siendo éste el medio habitual para  darlas a conocer a un público extenso. En su mayoría, aún reconocemos las obras representadas, como prueba de que cumplieron su cometido de difusión. Organizadas temáticamente, la muestra cuenta con cuatro grandes capítulos:

Pieta

 

La mitología clásica constituye uno de los temas favoritos de ese movimiento artístico y cultural, que durante el Renacimiento idealiza la Antigüedad, y que llamamos “Clasicismo”. Ignoradas por las clases humildes desde la Antigüedad Tardía, las historias de los dioses griegos y romanos tenían, aún en el siglo XVIII, el toque de exclusividad de lo culto. Por ello eran ampliamente representadas para el deleite y distinción de las élites. El aprendizaje de su representación era materia obligada para el artista ilustrado y Prieto, el catedrático de la Academia, lo sabía muy bien.

Entre las obras que se expondrán figuran representaciones de mitos y divinidades clásicas como Diana, Perseo y Medusa, Venus y Amor, Neptuno, Marte, Saturno, Apolo dando muerte a la serpiente Pitón…, en estampas realizadas a partir de obras pictóricas de grandes maestros como fueron Giulio Romano, Francesco Albani, Rafael, Simon Vouet, Pietro da Cortona, Alberto Durero o Annibale Carracci.

 

Incendio del BorgoLa Roma eterna. Esta sección hace referencia a la ciudad de Roma, capital del Mundo por partida doble: la Roma de los Papas y la Roma de los Césares, pero también la Roma de Constantino, el gran emperador cristiano. De sus ruinas antiguas, el Renacimiento creó el mito de lo clásico, a través de las obras de sus más importantes maestros. Obras que fueron reproducidas en estampas por aquellos artistas afortunados de poder visitar la Ciudad Eterna.

Estas estampas fueron estudiadas por generaciones de esos otros artistas, que no tuvieron tanta ventura, como el propio Prieto y sus discípulos.

Integran este capítulo en la exposición, varios grabados realizados a partir de pinturas de maestros tales como Rafael, Miguel Ángel o Giulio Romano, recogiendo obras murales del Vaticano –entre ellas de la Capilla Sixtina-, Villa Farnesina, etc.

Triunfo de Galatea

 

Temática religiosa. Ni siquiera la pretensión culta del retorno a la antigüedad pagana del más encendido clasicismo ilustrado, podía ser ajena a la realidad de su tiempo, que no era otra que la de una sociedad ferviente y sinceramente cristiana. La iconografía y la Historia Sagrada fueron la base del aprendizaje de cualquier artista, usadas para transmitir mensajes en el lenguaje que el pueblo conoce, cuando el Arte era todavía, y por encima de todo, comunicación.

Esta sección la integran estampas tomadas de los grandes maestros del Renacimiento y del clasicismo, que han conformado la imagen visual de la Fe Católica hasta nuestros días.

Las estampas proceden de obras pictóricas de Miguel Ángel, Carlo Maratta, Ciro Ferri o Rafael, entre otros.

 

 

Por último, Personajes y lugares, un elenco de artistas, monarcas, literatos, musas… un conjunto de estampas con la escenografía del poder.
Junto a ellos, estampas ofrecen representaciones de los países que eran referencia artística de todo ilustrado.
Las estampas de esta sección proceden de obras pictóricas de artistas como Rubens o Barthel Beham, abarcando periodos como el Renacimiento, el Barroco y el incipiente Neoclasicismo.

La exposición podrá contemplarse en las Salas del Palacio del Torreón de Lozoya hasta el próximo 3 de marzo.

 

 

 

 

L