Centro Social Corpus

Martes quincenal –  17:00 h                 cuota trimestral: 35,00€
Jueves –  11:00 h                                 cuota trimestral: 60,00€

Grupos: 10 a 15 personas

Imparte: Elena Ruano
[más información  sobre Elena]

Biodanza es una herramienta terapéutica corporal y emocional creada por el psicólogo Rolando Toro en la década de los años setenta.

Él mismo la define como un sistema de integración afectiva (…) basado en la inducción de vivencias integradoras a través de la música, el movimiento expresivo y situaciones de comunicación en grupo.”

Se trata de un abordaje que integra la afectividad y el contacto como necesidad para la expresión saludable de nuestra identidad y la creación de vínculos de calidad. Parte de la mirada hacia el ser humano como un ser social, gregario, con necesidad de pertenencia a un grupo en el que manifestarse, ser reconocido y aceptado.

Biodanza propone vivir la vida desde las condiciones orgánicas, afectivas, emocionales y así reforzar la posibilidad de conexión para la realización plena de nuestra existencia

Todo movimiento es danza, Biodanza rescata el movimiento integrado, pleno de sentido, desde la salud, la alegría y el ímpetu vital. La propuesta de la Biodanza es hacia la integración del ser humano entre el sentir, el pensar y el actuar. Es preventiva de dolencias físicas y emocionales.

En Biodanza trabajamos a través de la vivencia (experiencia) y el movimiento humano, en las sensaciones corporales inducidas por la música.

A diferencia de otras técnicas corporales y/o emocionales, Biodanza trabaja desde la parte saludable del individuo potenciando sus cualidades y su capacidad de evolución.

Beneficios de su práctica

  • Facilita la expresión espontánea de las emociones
  • Previene y disminuye el estrés (emocional y/o físico)
  • Estimula la energía vital
  • Ayuda a superar la depresión, crisis y duelos.
  • Despierta la capacidad de conexión a la vida.
  • Fortalece la autoestima
  • Ayuda a superar fobias sociales y timidez
  • Desarrolla la creatividad.
  • Cultiva la afectividad, la solidaridad y el respeto en las relaciones humanas.
  • Canaliza el dar y recibir afecto
  • Produce alta motivación para el cambio y para asumir retos existenciales.
  • Estimula la creación de estilos de vida saludables.
  • Mejora la calidad de vida afectiva y las redes de apoyo y comunicación.
  • Despierta la conciencia ecológica y el cuidado de la naturaleza y del consumo responsable.

[leer más]